NEURO ARQUITECTURA APLICADA AL HOGAR

Categoría: ,

LA NEUROARQUITECTURA APLICADA AL HOGAR

Que el entorno nos influye y nos altera el estado de ánimo, eso lo sabemos todos, pero ser consciente de hasta qué punto nos influye no tanto.

De un tiempo a tras proyectamos los espacios indagando de manera intuitiva como los “usuarios”  perciben el espacio.

Pero y ¿Quiénes son esos usuarios? Fácil, personas que como tú y como yo viven, se  socializan, desarrollan actividades varias y descansan en el espacio en el que habitan.

Por lo tanto es obvio, que para crear buenos diseños, resulta crucial tener conocimientos sobre cómo nos comportamos según que entornos.

De hecho ya allá por 1988 nació una disciplina conocida con el término denominado “Neuro arquitectura”. Esta comenzó a estudiar cómo el entorno modificaba el cerebro y nuestro comportamiento, y comenzó  a aplicarla en escuelas y hospitales.

 Hoy en día, gracias a los avances tecnológicos y la sinergia dada entre la arquitectura y la neurociencia, podemos conocer con mayor rigurosidad cómo el entorno modifica nuestras emociones, pensamientos o conductas.

 Es un tema apasionante, e intento empaparme de esta disciplina que ayuda a meter en la ecuación del diseño las “emociones” y a que deja claro la siguiente premisa:

“Tu casa influye en tu mente. Los espacios afectan al cerebro”

Algunos pensaréis que es de sentido común, pero cuanta mayor conciencia tengamos sobre ello, mayor será el bienestar de los espacios que albergamos.

Ahora dejemos a un lado de la teoría y llevémoslo a la práctica ¿Cómo? Os propongo una serie de tips recopilados de la neuro arquitectura que podemos aplicar a  nuestros hogares.

LUZ

Se sabe que la luz natural aumenta la activación de las ondas alfa en nuestro cerebro.

Este tipo de ondas se activan cuando estamos en situación de relajación, calma, lucidez y ausencia de pensamientos complejos. 

Y no solo nos afecta la calidad sino también la cantidad de luz. Sino consideramos el aporte adecuado de luz podemos sufrir alteraciones del ciclo sueño-vigilia, fatiga, falta de concentración. Es por ello que un alto número de problemas con el sueño tenga un componente lumínico.

Una acción que suma a este propósito es crear espacios visualmente abiertos que dejen atravesar la luz.

Y si hablamos de luz artificial tanto fría como cálida, debemos utilizar una y otra  según las actividades que estemos desarrollando.

Por ejemplo, si estamos reunimos, comiendo, una visita, nos va bien la luz cálida pero si por el contrario necesitamos concentrarnos, enfocar ideas, etc.  haremos uso de la luz fría.

CONEXIÓN CON LA NATURALEZA

Como ya sabréis con la pandemia hemos buscado la conexión con naturaleza a través de balcones, terrazas y patios internos. Tras su paso ha dejado claro que, los seres humanos estamos programados para estar al aire libre.

De hecho se ha  demostrado que el simple hecho de mirar por las ventanas actúa como modo de escape psicológico y aumenta el confort.

Pero la presencia de plantas en las casas no es el único medio para conseguir esa conexión.

La utilización de materiales naturales en los muebles como la madera o mimbre, toques de texturas como el algodón, lino en los textiles, etc. es otra manera de trasladar la naturaleza al espacio.

Incluso la representación de la misma mediante papeles pintados, cuadros, etc. producen los mismos efectos

El COLOR

No te dejes llevar por las tendencias, ten claro que estado de ánimo quieres crear en cada estancia de tu casa.

Los colores que se asemejan al entorno natural como el verde relajan y tienen a percibirse como entornos saludables. También es utilizado para incitar a la relajación y la calma

Por otro lado los tonos cálidos como el color rojo  y el naranja estimulan la atención, por lo que se recomienda en tareas que requieran una mayor concentración.

Asimismo  el color azulado ayuda en procesos que requieren de creatividad, transmitiendo frescura y tranquilidad.

Por último las tonalidades grisáceas armoniza los ambientes pudiendo utilizar otras paletas cromáticas, generando sensación de de espacios seguros y protegidos.

TECHOS

Según estudios científicos la altura de los techos también influye en la concentración y actividades de las personas. Un techo alto aporta sensación de amplitud, activan la sensación de libertad y la imaginación estimulando el pensamiento creativo.

Por el contrario Un techo más bajo recoge, aporta una sensación de mayor protección, favoreciendo la concentración y a realización de trabajos de carácter más rutinarios.

Estos tips son pinceladas en contextos generales puesto que la neuro arquitectura está en vanguardia y   es un tema que os animo a que indaguéis.

En definitiva busca crear hogares más amables y con alto grado de  bienestar, qué a mí me modo de entender el diseño es una fantástica herramienta a implantar.

COMIENZA TU PROYECTO